A todos nos encantan los arqueros y su increíble puntería

Los arqueros siempre ocuparon un lugar especial en nuestros corazones. El estereotipo es uno de los más famosos en la fantasía medieval, perdiendo tal vez sólo para el caballero de espada y el mago.

arqueros

No es necesario ni pensar mucho para recordar un buen número de arqueros presentes en la cultura pop.

Muchos viviendo en los días de hoy sus años dorados de fama

Esta fascinación ocurre porque el arco y flecha tiene un atractivo dramático único cuando se inserta en la narrativa. A diferencia del combate cuerpo a cuerpo, vigoroso e inmediato, el momento de la flechada exige calma y concentración.

Entonces, mientras la adrenalina de la espada es explosión física, acción, la adrenalina del arquero es contenida, fría y calculada.

Escenas de arco y flecha dan aquel frío en la barriga, aquel silencio sepulcral donde el tiempo parece quedar suspendido.

¿Quién nunca vibró con una descripción de media página sobre el momento en que el héroe estira la cuerda del arco, se concentra y apunta, mientras sostenemos la respiración junto a él en un instante lleno de tensión?

Al mismo tiempo, el arco y la flecha pueden volverse bastante dinámicos cuando se combinan con otras actividades.

Trayendo más posibilidades para el personaje.

Sin embargo, el manejo del arma debe ser descrito con cuidado.

El tiro con arco es una técnica milenaria  y algunos puntos necesitan ser tenidos en cuenta para garantizar el realismo y credibilidad de la historia.

Los arcos modernos están compuestos por un sistema de poleas y engranajes que soportan el peso de la tracción del arco.

Los arqueros siempre nos han fascinado 

Sin embargo, si tu historia habla de arqueros medievales, es importante recordar que, durante la tracción máxima de la cuerda, el personaje necesitará sostener un peso de hasta unos 54 kg.

No tarda mucho para que el brazo se canse y empiece a temblar, lo que es pésimo para la mira.

Así, un buen arquero permanecerá el mínimo de tiempo posible con la cuerda estirada, a menos que esté realmente preparado para soltar la flecha.

Un detalle es cuando estás tirando de la cuerda de un arco, el movimiento es silencioso.

El crujido que estamos acostumbrados a ver en el cine fue una invención de Hollywood.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *