Los chalecos de caza son muy útiles por varias razones

Los chalecos de caza son importantes para el cazador por una variedad de razones. Sus numerosos bolsillos ofrecen lugares para colocar los elementos necesarios que el cazador puede necesitar para un día cómodo fuera.

chalecos de caza

La ropa debe usar un cazador en el campo por una cuestión de supervivencia.

Él cazador debe vestirse adecuadamente y estar preparado para cambios en el clima. Tener el equipo correcto puede hacer la diferencia entre la supervivencia y la muerte, si las cosas salen mal.

Está demostrado que practicando la caza menor o la mayor y, en general, cuando se caza en grupo, la ropa y accesorios de seguridad permiten identificar rápidamente a todas las personas.

Y perros que intervienen en la cacería, por lo que su uso es imprescindible para evitar accidentes.

Una gorra u otra prenda pequeña bastará para que los compañeros sepan en todo momento dónde estamos.

Los chalecos de caza son de suma importancia

Mientras que cazando en matorral tendremos que utilizar, como mínimo, un chaleco y una gorra para que se vea bien por donde caminamos o permanecemos de puesto.

Salvo que pienses utilizar el chaleco con otra prenda exterior, es importante que el chaleco de caza o tiro tenga bolsillos para llevar la munición

Una prenda de ropa tiene que ser práctica.

Chaleco de Caza Valle Verde Loneta Algodón / Poliéster, tallas S – XXL, Gamo.

Detalles acolchados en hombros, tiras de seguridad extraíbles en bolsillo frontal y morral trasero.

Chaleco de Caza Becada mezcla de algodón/poliéster, tallas S – XXXL, Gamo.

Doble morral trasero impermeable, bolsillos frontales de gran capacidad y elásticos.

Bolsillos frontal/central con cananas.

Hombros acolchados y cierre adicional frontal,

Chaleco de caza acolchado Iglu Gamo, color verde oliva, tallas S – XXX

Chaleco acolchado con bolsillos invisibles exteriores e interiores.

Ajustable a chaqueta Laponia Gamo.

Resistente al agua.

Estos son algunos modelos de chaletos de caza que podrás encontrar en Desenfunda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *