A partir de ahora la Comunidad de Madrid permite que los perros puedan subir al metro acompañados de sus dueños en una medida que ha sido bien acogida por los dueños de los canes que ahora tienen permiso para viajar.

En muchas ciudades e incluso países se permite que los perros puedan usar el transporte público y concretamente el metro, aunque en España la decisión para permitir o prohibir viajar en transporte público a los animales, depende de las distintas comunidades autónomas, con lo cual no hay una ley de aplicación estatal que lo permita o que lo prohíba.

La medida incluye una serie de normas que deberán respetar los dueños de los animales, como por ejemplo llevarlos siempre atados con una correa corta y utilizar el último vagón del metro.

Los perros que viajen lo harán siempre con una persona que se responsabilice de él, y el trayecto será totalmente gratuito para el animal, al que no habrá que sacar billete.

Eso si, los perros tendrán que estar identificados con un microchip y deberán estar inscritos en el registro municipal.

Aunque la permisividad ya está autorizada, el personal encargado de la seguridad del metro podrá vetar la entrada a quienes no cumplan estas normas, lleven mas de un perro o cuando la situación lo requiera, por ejemplo en caso de grandes aglomeraciones de viajeros. tanto por la seguridad de estos como por la de los propios animales.

Independientemente de que cumplan con los requisitos para subir al metro, los perros cumplirán con el resto de obligaciones que se les exige a los dueños en los espacios públicos, tales como llevar un bozal y un collar para perros para llevarlo con su correa.

Como la medida acaba de ser aprobada, habrá que esperar si esta cumple las expectativas para la que se ha dictado, aunque de momento ha sido bien acogida.