El trofeo es una de las formas más antiguas de premiación. Siendo capaz de transformar tu evento o competición en un marco inolvidable de mérito para aquellos que logren superarse entre todos los competidores.

TROFEO

Los trofeos pueden ser simples, como placas diseñadas, emblemas y texto relacionados al evento de la conmemoración.

O más complejos, con formatos y colores específicos que recuerden el evento.

Como figuras de los deportes practicados, siluetas de personajes, o hasta de formas que recuerden marcas famosa.

Producidos en diversas formas y materiales, los trofeos pueden ser confeccionados en acrílico, madera, latón y acero.

Además de poder unir esos materiales de forma armoniosa para crear un diseño diferenciado.

En el pasado, los trofeos eran sobre todo entregados como retribución de hechos militares o bélicos.

Por aquel entonces lo que se hacía en las batallas era usar armas y estandartes capturados al enemigo para colgarlos simulando la figura de un guerrero.

Lo normal, siendo una cultura politeísta, era dedicar el trofeo a alguno de los dioses del Olimpo.

Como seguramente sepas, un reconocimiento común en la Antigua Grecia era la corona de laurel, concedida a los deportistas durante los Juegos Olímpicos.

En la antigua Grecia había dos tipos de trofeos.

El de armas, un tronco de árbol con ropaje y armamento y el trofeo “permanente”, de piedra o bronce.

En la forma, puede ser objetivamente una copa, placa, copa, medalla o tablilla.

El primero de los trofeos que comentamos, el construido con armas, se dedicaba a uno o más dioses, normalmente a Zeus, a quien se le atribuían las victorias.

Hoy en día, los trofeos se entregan con más frecuencia en eventos deportivos, artísticos y culturales.

La palabra trofeo viene del griego "tropaion" con el significado actual de cambio, vuelto o transformación.

Tiene su origen en el término latino "tropaneum", el cual se refería a armas, estandartes, otros objetos y bienes.

Hoy incluso se usan como regalos de empresa.

La tecnología en este campo ha avanzado tanto que incluso algunos creadores se valen de maquinaria 3D y de escultores profesionales.