El grip  es una parte del equipo muy importante, ya que es responsable de la correcta empuñadura del arma. Un buen grip ayuda al usuario a cargarla mejor, llevándola de manera perfecta, para cuando vaya a mirar y ejecutar el disparo en competición. Un grip incómodo no garantizará la estabilidad necesaria para una buena práctica del tiro, perjudicando la puntería y los resultados del practicante. Los grips se pueden hacer con metal, aluminio, polietileno, combinaciones de materiales sintéticos, caucho, EVA, etc.  Son muchas las posibilidades. Según los avances de la industria hoy en día el usuario puede contar incluso con grips ergonómicos, que auxilian en la firmeza de la manipulación del gatillo, y evitan lesiones a los tendones, como la LER (Lesión por Esfuerzos Repetitivos). El Airsoft es una modalidad deportiva que tiene como método simular situaciones diversas de combate bélico. Es decir, para dar veracidad a las competiciones, se ponen en uso, equipos responsables de disparar pequeñas bolas de plástico (BBS) que miden 6 mm de diámetro. Tiene cierta rigidez y no tiene ningún tipo de colorante, tinta, o sistema de marcado, como es el caso del Paintball, por ejemplo. Los equipos para la práctica del Airsoft, entonces, tienen la apariencia idéntica a la de un arma de fuego real. Sin embargo, el mecanismo interno del objeto es completamente diferente, lo que aleja la posibilidad de que, a partir de un arma de Airsoft, se convierta en un arma de fuego para uso de munición real. El grip es uno de los componentes que los practicantes de Airsoft más buscan. El grip sirve para dar más apoyo y precisión en Airsoft modelos de asalto o sniper. Pues con él es posible sostener el Rifle sin que haya movimientos que puedan obstaculizar a la hora del disparo.