Los esquimales  viven en el Ártico, una de las regiones más frías de la Tierra. Las teorías más propagadas afirman que su asentamiento en las regiones más frías del planeta se debe al rechazo de que fueron objeto por los indios americanos, cuando llegaron a Alaska, desde el noreste de Asia ya través del Estrecho de Bering.

Hoy, los esquimales no forman ni pertenecen a alguna nación. Se trata de un pueblo solidario, acogedor y muy pacífico.

Son nómadas por naturaleza.

Su civilización se basa en la familia, patriarcal y poligámica, en la que el hombre tiene más mujeres en la medida en que posee más riquezas.

Los niños son muy importantes para los esquimales porque, de acuerdo con sus creencias, los pequeños son reencarnaciones de sus antepasados.

Los inuit creen en la existencia de seres superiores a los que no es necesario culturizar o incluso hacer oraciones.

La estatura de los esquimales es pequeña, los hombres miden, en promedio, 1,60 m y las mujeres 10 cm menos. Sus cuerpos son fuertes y sus miembros cortos.

Las tierras del norte, extremadamente frías, no permiten el crecimiento de plantas, las únicas cosas que los esquimales pueden hacer para sobrevivir es cazar y pescar.

Es muy característico de los esquimales andar acompañados de perros, usados para cazar y tirar de los trineos, su principal medio de transporte.

Dentro de sus casas, las mujeres se dedican a cocinar y coser, mientras los hombres preparan sus utensilios para cazar y pescar focas y ballenas.

Los esquimales aprovechan todo de los animales cazados: carne, grasa, piel, huesos e intestinos.

Su dieta habitual era la carne hervida, pero debido a la lentitud de este proceso y la escasez del combustible animal que era necesario, este pueblo pasó a comer carne cruda.

El origen de la palabra esquimal quiere decir comedor de carne cruda.

Las armas usadas por los esquimales

La verdad es que tenían una amplia variedad.

Usaban arcos con flechas para cazar y más en la actualidad, rifles. También usaban un arpón llamado unaaq  para cazar focas, ballenas y morsas.

Para pescar usaban redes, cañas de pescar y el arpón kakivak.

Estos dos tipos de arpones estaban fabricados con piedras, huesos, marfil. Aunque con la modernidad llegó el metal.

La focas, animales que no pueden vivir sin respirar, agujerean las heladas costas de los mares por varios puntos, con el fin de sacar en vez en cuando la cabeza, y los esquimales les esperaban en cualquiera de los agujeros y rendían la focas a fuerza de clavarles sus arpones.

Horas, días, quizás pasaban al lado de estas hendiduras sin permitirse ningún descanso, hasta que cazaban a la foca

Iban a la caza del oso, al que cazaban mas por la astucia que por las armas

Cazaban más en el verano, es decir los tres meses de día, que en todo el resto del año.

Los esquimales son sin duda muy curiosos para nosotros.

No podíamos vivir de la manera que viven ellos y nos parece raro o quizás es nuestra manera de vivir que es rara, al final depende del lado que estás.