La pesca submarina y sus característas

La pesca submarina, al contrario de otros deportes que siempre disponen de un terreno de juego con unas características inalterables, es una actividad que se desarrolla en un medio muy cambiante, en unas condiciones muy variables y hasta incluso, a veces, imprevisibles.

La pesca submarinaEsto hace que no se pueda plantear de una forma exclusiva la práctica de este deporte.

La estación del año, la fecha, la hora, la corriente, la visibilidad, la temperatura, el buen o mal tiempo, la zona de pesca.

Cualquiera de estos factores y muchos más inciden directa o indirectamente, con más o menos intensidad, en lo que es el entorno físico, el medio en el que el submarinista deberá desenvolverse.

Para cada situación concreta, podríamos establecer un tipo de pesca concreto, pero dada la complejidad de factores que pueden provocar y de hecho provocan tantas y tan variadas situaciones ambientales.

El buen submarinista deberá ser sumamente versátil y poseer una buena dosis de capacidad de adaptación a estas diferentes situaciones en las que vaya a encontrarse.

La pesca a profundidad

La pesca muy profunda (a 30 o más metros) no es muy practicada debido a que es un tipo de pesca en la que es imprescindible conocer y dominar sus leyes para sobrevivir.

Se practica en zonas como Mallorca, costa norte del Mediterráneo, estos lugares son más adecuados para ello ya que el agua es más cálida y clara y el pescado se desplaza a más profundidad.

La pesca a la espera

Consiste básicamente en jugar con la curiosidad de los peces e intentar que se acerquen lo más posible para poder dispararles.

Uno de los primeros errores que se cometen es el de decir que las esperas se realizan en el fondo. Si bien esto es lo más común; puede ocurrir que se realice en media agua, o en casos más raros, desde la superficie.

La pesca al agujero

Este es un tipo de pesca que básicamente consiste en inspeccionar las piedras del fondo en busca de una grieta donde pudiera haber un pescado.

A priori puede parecer algo muy sencillo, pero hay que tener en cuenta numerosos factores de los que dependerá nuestro éxito, como por ejemplo saber que piedras son las buenas, ya que no es plan peinar el océano

La pesca a poca profundidad

Como es lógico, esta modalidad de pesca es la que practicamos todos cuando nos iniciamos en este deporte, pero no por esto es una modalidad exclusiva de los aprendices, porque en muchas ocasiones los grandes especialistas también recurren a ella.

Se han hecho grandes pescadas y se han ganado importantes competiciones pescando a poca profundidad.

En todas las modalidades hay que tener el equipamiento adecuado, como puede ser gafas, traje, aletas, guantes y por supuesto el cuchillo de pesca submarina, este artilugio puede que lo consideres como secundario, pero  darías cualquier cosa por uno si alguna vez lo necesitases por un apuro.

Los hay de muchos tipos, recomendamos que sea lo más pequeño posible, pero sin pasarse, no vayas a llevar la navaja de un llavero.

Para situarlo lo más aconsejable es que lo lleves en la pierna a la altura de la pantorrilla y por la parte de adentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *